Relatos de cricket

Relatos de cricket: “Tarde de cenizas”

Hoy me decido a comenzar una nueva sección. La voy a llamar relatos de cricket y en ella quiero compartir con vosotros ideas, cuentos, relatos que se me ocurren con el cricket como principal hilo conductor.

-No tiene sentido que vayas, Rav – le dijo su madre cuando lo vio, con la gorra de Inglaterra en la mano, saliendo furtivamente de la puerta principal. “”Él no tendrá ni idea de quién eres, no hay nada que puedas hacer allí””.

En lo más profundo de su corazón Ravi sabía que su madre tenía razón. El abuelo había sido un tema difícil entre ellos dos últimamente y parecía poco probable que eso fuera a cambiar en un futuro cercano.

-“Voy a ir”, le dijo Ravi. “Y no puedes detenerme.”

Había esperado que alguien lo regañara, pero su madre simplemente sacudió la cabeza y soltó un suspiro cansado, volviendo a la cocina, donde estaba fragando los platos. Se sintió culpable en cuanto ella se dio la vuelta, y tuvo que quitarse la gorra para no ver su expresión. Ella no lo entendía. El abuelo no podría reconocer al Primer Ministro, ni siquiera a su propio nieto. Pero si Inglaterra ganaba ese día, contra Australia, eso tenía que significar algo, ¿no? No podía estar viendo cricket durante casi setenta años y perderse a Inglaterra ganar a Australia.

En el fondo de su mente, Ravi sabía lo que probablemente lo esperaba al final de la calle. El abuelo negaría conocerlo completamente o lo confundiría con su padre, como siempre. Pero Inglaterra podría ganar a Australia hoy, dentro de muy pocas horas. Eso tenía algo de malo, ¿no?
Ravi no se había dado cuenta de lo rápido que estaba caminando hasta encontrarse fuera de la casa de su abuelo, sin aliento, con el corazón latiendo a mil por hora.

“Vamos allá …”, metió la mano en el bolsillo donde tenía la llave, respiró hondo y se decidió a entrar.

El aliento de Ravi se atragantó en su garganta cuando oyó el sonido de la sala de estar. ¡El cricket estaba encendido, el abuelo se había acordado! Corrió a la sala de estar, asustadopor si descubría que estaba equivocado, que el abuelo estaba viendo una repetición de Eastenders o algo igualmente decepcionante. Pero no, estaba allí, ¡estaba realmente allí! Nunca se había sentido tan aliviado de ver a los hombres en blanco antes y no pudo evitar un grito de triunfo. El anciano en el sillón miró hacia arriba y sonrió cálidamente.

Así descubrió Ravi que aunque la memoria se olvide de las cosas, hay recuerdos que para siempre quedarán en el corazón.

Abuelo y nieto

Espero que os guste esta sección de relatos de cricket, para mí es muy importante poder compartir estos cuentos que tengo escritos hace mucho tiempo y que nunca me había atravido a enseñárselos a nadie. Si lees esta sección de relatos de cricket y decides que tú también quieres publicar aquí tus relatos, solo tienes que contactar conmigo y estaré encantada de leer tus cuentos”

Published by